Sabanas y edredones personalizados.

Desde hace algunos años es frecuente hacer regalos con fotos en Regalo Personalizado tanto de la persona a quien se quiere regalar, como de familiares, amigos, mascotas, ídolos… Las camisetas, las bolsas, mochilas y gorras son un regalo socorrido y siempre divertido. Pero hoy existen muchísimas posibilidades donde elegir, pues ya no se trata solo de imprimir en textil, sino en cristal, metal, papel, cerámica, piel y un largo etcétera.

Regalos personalizados con fotos

Para los más detallistas, amantes de las manualidades y que gustan de ponerse manos a la obra, siempre está la idea de crear sus propios regalos con fotos. Una impresora, papel para diferentes materiales, una fuente de calor y buen pulso y, en poco tiempo, tendrá un surtido de obsequios originales y totalmente artesanales: una sudadera, un bol para el perro, unos imanes de nevera, una mochila exclusiva… Y con un software adecuado podrá dejar volar su imaginación y crear tarjetas navideñas o de invitación para fiestas.

Pero existen empresas especializadas que llevan el tema de los regalos personalizados a otra dimensión, creando objetos realmente únicos y sorprendentes. Algunas ideas para regalar pueden ser desde un sencillo paraguas o un reloj de pared, hasta unas chanclas de playa o una funda para las gafas, pasando por una carcasa para el móvil, mantas polares, una alfombrilla para el ratón o una “bola de nieve” para acompañar en Navidad. Si encima tienes en cuenta que puedes hacerlos más personales entonces tendrás exactamente lo que buscas y lo que todos quieren recibir.

http://www.edredones-nordicos.es/

https://www.edredonesonline.es/

En cuanto a los materiales, hoy prácticamente se puede personalizar cualquier tipo de objeto. Los textiles son un clásico que siempre gusta, sobre todo por su vistosidad. El metal también es muy utilizado, especialmente para piezas pequeñas como llaveros (de una o dos caras) y con posibilidad de multitud de formas y terminaciones, para colgantes de collar o pulsera, para mecheros, pitilleras… El éxito de los típicos boles y tazas de cerámica personalizados han dado pie a la creación de auténticas obras de arte en forma de murales (formados por uno o varios azulejos) para colgar en la pared o para utilizar como fondo de mesa. Y con el papel y cartón las opciones se multiplican. Un cuento personalizado hará las delicias de cualquier niño, un mini-album de fotos para colgar en el móvil permitirá presumir de familia o del último viaje al paraíso, o para compartir con los amigos, nada como una baraja o un juego de la oca con imágenes singulares.

Las posibilidades son prácticamente infinitas, el límite lo pone la imaginación del que hace el regalo que, si tiene en mente los gustos del agasajado, conseguirá con su obsequio un éxito seguro.

¿Cómo elegir una franquicia?

Para muchos una franquicia es una buena salida a la hora de crear una actividad para vivir y la cosa compleja es saber como elegir entre las muchas franquicias que hay en el mercado.

Muchos valoran como más importantes criterios que no lo son como puede ser la idea inovadora o el precio bajo: claro son factores importantes pero una franquicia tiene que ofrecerte otras garantías, un caso muy famoso es el de las ollas programables GM:

  • ¿Qué me dan con lo que pago? El coste para entrar en una franquicia es importante pero no es un valor absoluto más bien hay que medirlo viendo que tipo de beneficios recibiré, la formación, la ayuda material y en cuanto tiempo voy a recuperar la inversión.
  • El plan de negocio: valorar un plan de negocio puede ser una actividad aburrida y compleja pero decidir entre una franquicia y otra necesita más que mirar un folleto y unas fotos chulas. Preocupate de saber todo sobre la empresa, la marca, la franquicia y de que manera piensan que sus productos o servicios. Los costes fijos tienen que estar expresos claramente y calculados de manera real no “aproximadamente” así como los margenes de ganancia en perspectiva.
  • ¿Qué valor añadido puedo darle yo? No es la idea y a veces ni la marca la cosa más importante de un negocio: es el cliente. Si vas a desempeñar tareas que no te gustan, si es un sector que no conoces y que te cuesta entender deberías de elegir franquicias que sean más de lo tuyo